viernes, 2 de octubre de 2015

Las 5 cosas que NO debes hacer para adelgazar

Miles de cosas nos hacer llegar a la desesperación, y como todo en esta vida, cuando andamos en desesperación tomamos las peores decisiones. Sin embargo cuando se trata de llegar a la talla para lucir ese vestidito que vimos en la revista, para verse bien sin camisa en la playa, o solo para bajar unos kilos porque creemos que ya estuvo demasiado, creemos que todo vale, peeero la verdad es que es más delicado porque se trata de nuestra salud y sin ella no podemos hacer prácticamente nada, por eso debemos actuar con mesura y evitar lo siguiente:


  •  Sólo ejercicio y nada de dieta: para lograr cambios notables y beneficiosos lo primero es siempre hacer cambios saludables en la alimentación y luego incorporar el ejercicio en conjunto con esos nuevos hábitos. Cuando se trata de calorías, se asemeja a una cuenta de gastos de dinero en la que en este caso debes gastar tus ahorros, es decir, chequear con un nutricionista dietista su consumo calórico para consumir lo necesario y disminuirlo o adaptarlo a tus necesidades y a través del ejercicio gastar las reservas energéticas que ya tenías (grasa corporal).

  • Automedicarte y tomar pastillas bajo tu criterio: es muy delicado,  muchas veces lo que nos venden por ahí no funcionan, y mucho peor, en ocasiones creemos que todo lo lograremos a costas de las píldoras y las ingerimos en proporciones tales que podemos alcanzar un grado de toxicidad y causar daños irreversibles en nuestro metabolismo y en nuestro cuerpo que aparte de alejarnos por mucho de nuestro objetivo, afectan nuestra salud a largo plazo.

  • Hacer dietas que encontramos en internet o la que nos mandó el entrenador en el gym: este es un gran NO. En internet las dietas que podemos conseguir  no necesariamente van a funcionar en nuestro tipo de organismo. Un entrenador no conoce tu necesidades metabólicas, no conoce como están tus valores sanguíneos, y si los supiera, no sabría cómo interpretarlos, con lo que puedes conseguir la típica dieta rebote, y más aún si se trata de aquellos que te ponen a comer piña con atún nada más! #EpicFail


  • Usar ropa térmica: al aumentar tu temperatura corporal, aumenta tu sudoración como mecanismo fisiológico para bajar la temperatura y así refrescar un poco y, con lo que no estas “quemando grasa” sino que estás perdiendo más líquido, y sí, con ello perderás peso, pero será en vano pues es a cuestas de tu agua corporal, lo cual tendrás que reponer luego pues si no, te deshidratarás,. Además por la pérdida de agua te produce fatiga con lo que reduce tu resistencia al ejercicio, que es lo que realmente te ayudara a reducir tu peso  a partir de los depósitos grasos. Entonces usar ropa térmica solo te lleva a hacer menos ejercicio, a deshidratarte y a hacer más traumatizante el proceso de perder esos kilos que tanto te molestan. Más bien trata de al hacer ejercicio, tener ropa cómoda y lo menos calurosa posible.

  •  No comer/Matarte de hambre: si bien debes ser cuidadoso con las porciones, no dejes de comer, pues lo poco que ingieras tu cuerpo tendera a almacenarlo y  disminuir al mínimo la actividad metabólica para disminuir los gastos calóricos, lo que se traduce a mayores dificultades en gastar calorías y en una mayor dificultad para adelgazar.


    Yo he caído en más de uno de estos malos hábitos antes de haber estado bien informada, por eso te digo: Tómatelo con calma, y haz las cosas bien. Contacta siempre profesionales en el área que, de la mejor manera, te ayudarán a alcanzar los resultados que deseas, y por mayor tiempo.


Tienes dudas?? Has caído en alguno de estos malos hábitos también? Deja un comentario! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario